Una historia de miedo

Por Ximena López Lara

Por Ximena López L.

(Tengo el permiso de Luz Dari para compartir su historia)

Si!!, te voy a contar una historia de miedo!

Un domingo del mes de noviembre 2020 estuve con dos amigas en Las Cascadas del Chupal, en La Vega, Cundinamarca. Un lugar espectacular. Un reservorio de agua de una belleza extraordinaria. Cuatro cascadas que emiten una energía renovadora a todo nivel. Mis sentidos recibieron una información sanadora a través de los colores vivos, del olor, de los sonidos de la naturaleza, del agua, de las aves…

Caminamos cuatro horas en total integración con todo lo que nos rodeaba.

En las cuatro cascadas el agua cae con fuerza, es friiiiia, el piso de rocas y piedra más la corriente del agua se siente un poco inestable. A pesar de esto nos invadió un deseo de estar bajo ellas. Toda su fuerza la sentimos apenas empezamos a acercarnos.

Sin embargo, para Luz Dari, no fue lo mismo. Ella nos manifestó: “yo las espero aquí, le tengo mucho miedo al agua, cuando pequeña viví una situación en la que casi me ahogo”.

Conversamos con ella unos minutos y la animamos a dar el paso. Yo entré primero, luego mi otra amiga quien la tomó de la mano guiándola y dándole seguridad. Y allí estaba, bajo la fuerza del agua de la primera cascada que nos hacía mover, nos caía en el cuerpo con mucha fuerza.

Continuamos caminando hacia la siguiente, y la siguiente y la siguiente …Luz Dari allí estaba bajo cada una, haciendo los rituales de limpieza con nosotras, con alegría, agradecimiento y fuerza.

Vamos ya de salida. Ella dice: “estuvo genial, pero a mi me da mucho miedo”, y yo le digo. Creo que ya puedes decir “me daba mucho miedo”, porque cuatro veces entraste al agua a pesar del miedo, y a pesar del miedo diste el paso cuatro veces”

Luz Dari estaba apegada y tan acostumbra al miedo, que aun cuando lo sobrepaso, porque sus acciones así lo demostraron, seguía pensando y sintiendo que el miedo no le permitía hacerlo.

¿Cuántas veces te ha pasado? Haz vencido tu miedo pero no has hecho conciencia y sigues repitiendo “no puedo porque tengo miedo”. ¿Cuántas veces has sido valiente, has enfrentado tus más grandes miedos?

¿Cuántas veces le sigues diciendo a tu subconsciente que el miedo te paraliza? ¿sabes cuál es el resultado? el inconsciente “te paraliza”.

También recuerda, así como nosotras estuvimos allí para Luz Dari, todos contamos con una red de apoyo. Reconócela, pide ayuda y permite que te “den una mano”

Te dejo un video, te propongo que antes de verlo, lo escuches. 

Cierra tus ojos, concéntrate en el sonido de la fuerza del agua. 

Abrir chat
Hola, soy Ximena
En que puedo ayudarte